Presidente Masaryk #178 5-501
Col. Polanco CP. 11570
Ciudad de México
info@lacasamandarina.org
Tel. + 52 (55) 52 50 48 59
2017 by La Casa Mandarina

COMUNICADO URGENTE CASO COLEGIO TLATELLI EN TEPOZTLÁN

September 1, 2018

 

A la comunidad de Tepoztlán:

 

Hoy en la mañana la red feminista Red No Estan Solas Rednes a través del perfil Yaocihuatl Itztli, realizó una "denuncia social contra la “presunta” agresora sexual serial de niños y niñas: Mariana Sedano Ayala, dueña y directora del Colegio Tlatelli en Tepoztlán, y Guadalupe Ayala, maestra y asistente, por delitos de abuso sexual y pornografía infantil, violencia psicológica y física, incluido el acto de ahorcarles hasta asfixiarles, durante su estancia en maternal y preescolar."

 

La Casa Mandarina AC, como representante de las familias víctimas, quiere hacer de su conocimiento que desde 2017 estamos llevando este gravísimo caso donde poco a poco nos han ido contactando cada vez más víctimas pues los casos se registran desde 2007.

 

Por más doloroso que resulte para la comunidad de Tepoztlán, la denuncia social realizada por REDNES es completamente cierta y es urgente que se tomen las medidas necesarias para que las víctimas sanen y evitar que este delito se siga cometiendo.

 

Con el fin de proteger la integridad y a sabiendas de las represalias que las presuntas agresoras Mariana Sedano Ayala y Guadalupe Ayala puedan tener contra las víctimas y sus familias, no podemos compartir la información confidencial que tenemos en nuestras manos.

 

Asimismo, La Casa Mandarina AC no negocia ni dialoga con agresores/as o sus familias cómplices, por respeto y dignidad de las víctimas. En nuestros 18 años de experiencia, el/la agresor típicamente se dedica a negar los hechos, hacerse la víctima, desprestigiar a las y los sobrevivientes y manipular a la comunidad tal como ha sucedido en este caso durante más de 11 años. El abuso sexual no es un accidente es un acto de poder y control generado en una situación de confianza y confusión que es premeditada por el/la agresor.

 

La Casa Mandarina AC quiere establecer que ningún niño o niña inventa ser abusado. Únicamente el 2% de las denuncias son falsas por lo que SIEMPRE CREEMOS A LAS VÍCTIMAS y su palabra no está en duda. Sin embargo, contamos con un ESTRICTO PROTOCOLO por el que tienen que pasar todas las víctimas que llegan a solicitar ayuda. Los testimonios que hemos recibido son congruentes, legítimos y tienen el cuadro sintomático de haber sufrido abuso sexual. La Casa Mandarina AC está atendiendo psicológicamente a los niños y niñas víctimas y a sus familias. Las presuntas agresoras han sido denunciadas penalmente ante la Fiscalía de Delitos Sexuales y Trata de Personas de Morelos y se han realizado las denuncias y quejas correspondientes ante las instituciones competentes cuyas respuestas han sido nulas y re-victimizantes como suele suceder en nuestro país donde reina la corrupción y la impunidad.

 

La Casa Mandarina AC es una organización civil íntegra y neutral que no tiene ninguna filiación ni responde a ningún interés político o económico. El programa de acompañamiento a víctimas es COMPLETAMENTE GRATUITO y es financiado por donantes individuales comprometidos con los derechos de la infancia. En 2016, La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) nos otorgó un reconocimiento por nuestro trabajo en la prevención de violencia sexual contra niñas y mujeres. En 2014, recibimos un premio en Nueva York y otro en India por nuestra lucha a favor de los derechos de las mujeres y la infancia.

 

México ocupa el primer lugar mundial en abuso sexual infantil. 1 en 3 niños y niñas son abusados sexualmente. Y uno de los mayores problemas es el silencio de la sociedad y la impunidad de las instituciones.

 

Todos los niños y niñas que han pasado por el Tlatelli han sido víctimas de un sistema de abusos y maltratos. Que las presuntas agresoras sean amables contigo o que tu creas que a tu hijo e hija no le sucedió no quiere decir que los demás niños y niñas estén mintiendo. A los niños y niñas del caso Tlatelli les ha costado mucho trabajo alzar la voz por miedo, vergüenza y por las amenazas de las presuntas agresoras (usamos el término presuntas por cuestiones legales)

 

Si tú fuiste víctima, si alguno de tus hijos o hijas fue víctima o conoces alguien que necesite ayuda, escríbenos a lared@lacasamandarina.org o llámanos al 5552504859

 

TE CREEMOS * NO FUE TU CULPA * NO ESTÁS SOLX

 

 

-----

 

Denuncia de Red No Están Solas (REDNES) 

Para ir al post da click aquí

 

 

ALERTA TEPOZTLÁN

 

Denuncia pública contra la “presunta” agresora sexual serial de niños y niñas: Mariana Sedano Ayala, dueña y directora del Colegio Tlatelli en Tepoztlán, y Guadalupe Ayala, maestra y asistente, por delitos de abuso sexual y pornografía infantil, violencia psicológica y física, incluido el acto de ahorcarles hasta asfixiarles, durante su estancia en maternal y preescolar. Las agresoras han sido denunciadas penalmente ante la Fiscalía de Delitos Sexuales y Trata de Personas de Morelos.

 

Hasta el momento existen al menos dieciocho casos de niños y niñas que sufrieron abuso sexual, verbal, psicológico y físico, incluido el acto de ahorcarles hasta asfixiarles, por las mismas agresoras. Sin embargo, tenemos conocimiento de muchas otras víctimas que no sienten la confianza de alzar la voz ya que los casos se registran desde 2008. Los abusos sexuales, psicológicos y físicos en Tlatelli son un secreto a voces en Tepoztlán y muchas personas siguen protegiendo a las agresoras por miedo o porque Mariana y Guadalupe tienen un modus operandi muy bien estructurado donde incomunican a las familias al no permitir ninguna interacción entre ellas, maltratan a las y los profesores, y manipulan a los padres y madres de familia que van a quejarse al hacerles sentir responsables de la situación que viven sus hijos e hijas y quiénes al final le creen a ella, o bien, deciden sacar a sus hijos e hijas convencidos que son un caso aislado.

 

Todos los niños y niñas que han pasado por el Tlatelli son víctimas de un sistema de abusos y maltratos, independientemente de si fueron víctimas directas o testigos de la violencia.

 

Las niñas y niños presentan síntomas de haber vivido algún tipo de agresión física, psicológica y/o sexual como son: terrores nocturnos, ataques de pánico, episodios de gritos y llanto, cambios de personalidad, tristeza, desconfianza, angustia, “berrinches” inexplicables, no querer ir a la escuela, inseguridad entre otros. Los niños y niñas tienen mucho miedo de hablar ya que expresan haber sido amenazados por la presunta agresora Mariana Sedano Ayala quien les repetía que “nadie les iba a creer y, que si algún papá o mamá iba a reclamarle algo, Mariana iba a ir por la noche a su casa y matar a sus padres”. Por las edades de las niñas y niños, entre 3 y 5 años, algunos no pueden verbalizar el abuso, a veces ni preguntándoles directamente y son los padres y madres quienes han identificado tales síntomas.

 

Las familias afectadas han vivido un camino tortuoso ante las autoridades que han sido omisas ante las denuncias, entre las que se encuentran:

 

Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos - IEBEM Red por los Derechos de la Infancia en México DIF Tepoztlan DIF Morelos Centro de Terapias de Apoyo a Víctimas de Delitos Sexuales de Morelos, Comisión Ejecutiva de Atención a VíctimasFiscalía Morelos Centro de Atención a Víctimas de Delitos Sexuales de la PGJDF.

 

 

ESTAS INSTITUCIONES HAN HUMILLADO Y RE-VICTIMIZADO A LAS VÍCTIMAS Y SUS FAMILIAS AL NO HACER NADA POR PREVENIR Y PROTEGER A LAS NIÑAS Y NIÑOS QUE VIVIERON O ESTÁN PROPENSOS A VIVIR VIOLENCIA SEXUAL, PSICOLÓGICA Y FÍSICA EN EL COLEGIO TLATELLI, EXPRESANDO QUE “NO PUEDEN HACER NADA, QUE ATIENDEN CASOS MÁS GRAVES O RESPONDIENDO QUE SOLO PUEDEN ACTUAR SI HAY UNA DENUNCIA PENAL Y UNA SENTENCIA EN CONTRA DE LAS AGRESORAS”.

 

El abuso sexual no es un accidente es un acto de poder y control generado en una situación de confianza y confusión que es premeditada por la/el agresora. México ocupa el primer lugar mundial en abuso sexual infantil y difusión de pornografía infantil. Uno de cada tres niñas y uno de cada seis niños son abusados sexualmente. En el 90% de los casos el/la agresor es un familiar o alguien de confianza.

Nuestra exigencia es parar esta epidemia silenciosa haciendo de su conocimiento las denuncias dándole voz a las víctimas y sus familias. Pedimos a las autoridades pertinentes que cierren el Colegio Tlatelli, que las víctimas y sus familias puedan tener acceso a la reparación del daño, que las autoridades se hagan responsables y que las agresoras tengan consecuencias penales y sociales para que nunca más puedan trabajar con niños y niñas.

 

Debido al mito de que las niñas y niños mienten o inventan, el abuso sexual infantil es uno de los crímenes menos reportados y, aún cuando es reportado, solo el 3% de los/as agresores terminan en la cárcel. Por ende, esto no significa que el delito no haya sucedido sino que tenemos leyes que protegen a los y las abusadores.

La violencia sexual es facilitada por el silencio de la sociedad y de las instituciones. Las niñas y niños víctimas de abuso sexual deben ser apoyadas no avergonzadas. Las personas que guardan silencio o culpan las y los sobrevivientes, son cómplices de las abusadoras.

 

¿QUIÉN DEFIENDE, PROTEGE Y CUIDA A LAS NIÑAS Y NIÑOS EN ESTE PAÍS?

 

------


Estos son algunos de los abusos físicos, psicológicos, verbales y sexuales que relatan los niños y niñas que han podido expresarse:

 

- Mamá quiero decirte algo que me pasó en Tlatelli, ¿ves que tuve muchos novios? Pues es que era regla de la escuela tener novio, Mariana me escogía los novios en el círculo y nos enseñaba que hacen los novios. Nos hacía tocarnos las pompas y las partes privadas por dentro y fuera de la ropa. También nos tomaba fotos.

 

- Mamá, Mariana me daba de nalgadas sí no hacia las letras derechitas y del mismo tamaño. Me decía que todo lo hacía mal, que yo era una inútil, que mis trabajos eras muy feos pero cuando ustedes llegaban les decía que yo trabajaba muy bien. Un día un niño se puso a llorar porque no quería besarme y Mariana le pegó, lo agarró del cuello y lo encerró en el baño, fue cuando me dijo que mi nuevo novio sería otro niño.

 

- Mi hija me explicó a detalle cómo era cuando dice “me pegaban a la pared”: se golpeó el pecho poniendo su mano a la altura de la garganta, mientras simulaba cómo la empujaban muy bruscamente a la pared, ahí, respiró entrecortada y agitadamente, como cuando no puedes respirar y exageraba la mirada, con los ojos muy abiertos ; se mantuvo así unos 30 segundos.

 

- Un día un niño me empujó sin querer y Mariana lo agarró de los brazos por atrás y me dijo que lo golpeara, yo no quería pegarle pero Mariana me dijo que ella me golpearía peor sí yo no le pegaba al niño. Yo no quería pegarle, el niño lloraba y me pedía que no lo golpeara, pero Mariana me iba a pegar a mi.

 

- Mi hija dice que veía como Mariana Sedano tomaba a los niños grandes (de 4 y 5 años) por el cuello y los apretaba fuerte, le daba miedo que Mariana fuera su maestra, cuando ella estaba sentada trabajando y veía que Mariana entraba a su salón, mi hija intentaba no hacer ningún ruido para “hacerse invisible” intentando no respirar para que Mariana no se diera cuenta que estaba ahí. Vio como los niños grandes hacían el círculo de los novios y se besaban frente a la maestra, Lupita Ayala le dijo que cuando pasara a 2do de preescolar ella también tendría que hacer la actividad de los novios.

 

- Mi hija de tres años ingresó al grupo de preescolar con la Mariana Sedano Ayala y me comentaba que durante el círculo de la mañana las maestras hablaban de “la coliflor” de las mamás y les decían a las niñas que si hacían bien el bailable tendrían “una coliflor hermosa”. Había un libro de lecturas de la SEP del que mi hija se sabía prácticamente todos los cuentos de memoria desde antes de ir a esa escuela y me contaba que les cambiaban partes diciendo que los personajes se besaban y cosas así.

 

- Mariana Sedano Ayala golpeaba a los niños que lloraban al llegar a la escuela, cachetadas y nalgadas, varias veces la tomó del brazo muy fuerte y la jalaba, dejando marcas en sus pequeños brazos.

 

- Mamá quiero decirte algo que me pasó en Tlatelli, ¿ves que tuve muchos novios? Pues es que era regla de la escuela tener novio, Mariana me escogía los novios en el círculo y nos enseñaba que hacen los novios. Nos hacía tocarnos las pompas y las partes privadas por dentro y fuera de la ropa. También nos tomaba fotos.

 

#YoTeCreo
#FueraVioladorasdeTepoztlan
#CerremosTlatelli

Please reload

posts importantes

Testimonios de las mamás de los niños y niñas víctimas del Colegio Tlatelli en Tepoztlán

October 5, 2018

1/8
Please reload

posts recientes

Please reload

síguenos
posts anteriores
Please reload