Involúcrate

¿Por qué debería importarme?

Estadísticamente, cada vez que estés en un lugar con tres personas, al menos una de ellas habrá sido abusada sexualmente. Lo sepamos o no, todxs conocemos a una/un sobreviviente. Cualquier persona puede ser víctima de violencia sexual y cualquier persona puede ser un/a abusador/a. No importa la edad, raza, etnia, clase social, religión, orientación sexual, identidad de género, nacionalidad. Las personas con discapacidades, la población LGBTQI+, lxs presxs, lxs indigentes y lxs inmigrantes indocumentadxs corren un riesgo mayor. Debido al estigma y la culpabilización de lxs sobrevivientes, la violencia sexual es uno de los crímenes MENOS reportados. Y aún cuando es denunciado, solo el 3% de lxs agresorxs van a la cárcel. 

La violencia sexual NO ES UN ACCIDENTE es​:

  • Una EPIDEMIA SILENCIOSA con base en el PODER y CONTROL.

  • Un crimen devastador con profundas consecuencias a largo plazo.

  • No solo devasta personas. También destruye familias y comunidades.

  • Es un serio problema de salud pública y derechos humanos (OMS)

  • Es una forma de terrorismo y tortura. Es un crimen contra la humanidad.

  • Tiene un alto costo económico para todxs. Es el segundo crimen más caro - después del asesinato- y cuesta al Estado entre $87,000 y $240,776  dólares. (WHCWG)

Verticales_Naranja-03 copia.jpg

La violencia sexual puede prevenirse: a diferencia de la mayoría de los eventos traumáticos -enfermedades, desastres naturales, accidentes– la violencia sexual  es un  comportamiento aprendido que podemos cambiar.

miniLCM.png

Abuso sexual infantil

Violencia sexual

Trauma

Violencia doméstica